sábado, 23 de agosto de 2008

EL MOVIMIENTO SINDICAL VENEZOLANO EN LA EPOCA DE LA MUNDIALIZACIÓN: LA TRANSICIÓN DEL “PUNTOFIJISMO” AL “BOLIVARIANISMO”.

A partir de 1958 se inicia en Venezuela la denominada apertura democrática y los cambios políticos, económicos, sociales y culturales que para la época actual aun repercuten en la memoria del colectivo, la realidad sindical de estos periodos y sus transformaciones es el objeto de este análisis. El proceso denominado “puntojista” nace de acuerdos resultantes entre los partidos políticos tradicionales y el designado “bolivariano” que emerge como resultado del triunfo de un nuevo partido político y la entrada en vigencia de una nueva Constitución.
Las etapas de la evolución sindical poseen una razón de ser; pasando desde sus inicios del sindicalismo politizado al neocorporativismo, posible desintegración y el periodo de transición, cumpliendo ciclos como los representados por la CTV que participa haciéndole propuestas al estado sin alcanzar mucho exitoso por falta de apoyo colectivo, entendiendo que solo se iniciaba el movimiento sindical en el país y que a pesar de la apertura petrolera en Venezuela la situación financiera no fue muy favorable, pasando de la negociación colectiva a decretos y leyes para poder garantizar los salarios y el cumplimiento de las reivindicaciones laborales y poder detener el deterioro social que se estaba agudizando, llegando incluso el estado a subsidiar a las empresas para incrementar su fuerza laboral. Para 1992 las instituciones sindicales evidenciaban su falta de autonomía ante un estado que ignoraba y marginaba al movimiento sindical y que después de insurrecciones militares, cambios políticos y descontento social el gobierno, no lograba sostener el gasto social, concertando reformas que a largo plazo perjudicarían más al país y que las cúpulas sindicales directa o indirectamente se convirtieron en cómplices al asumir una posición pasiva al intento del estado por reprimir inconstitucionalmente las huelgas desamparando así a la clase trabajadora y resintiendo su relación. La Constitución de 1999 en cuanto al ámbito sindical establece ampliar las bases de un régimen de libertad sindical, que en la práctica principalmente por los constantes conflictos entre el gobierno y el gremio, pasando por cualquier cantidad de atropellos, además del temor que el gobierno limité la función del sindicato; hacen que se considere lejana esa posibilidad.
Fuente Consultada: Francisco Iturraspe. El movimiento sindical venezolano en la época de la mundialización: la transición del “punto fijismo” al “bolivarianismo”. (http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/garza3/iturraspe.pdf)